martes, 17 de marzo de 2015

Los orígenes de la Middle Stone Age (MSA o Modo 3) 400-200 ka

Imagen a tamaño completo (55 K)
Blombos Cave. Abalorios a partir de Nassarius kraussianus
El MSA africano se caracteriza por la aparición de los humanos anatómica y culturalmente modernos.
  • Todos los primeros fósiles de H. sapiens (helmei, idaltu, rhodesiensis) procedentes de África oriental están asociados a artefactos de la MSA. Es poco probable que sapiens fuese el autor exclusivo de la tecnología lítica MSA. Los yacimientos MSA más antiguos de África Oriental son por lo menos 70 ka más antiguos que el fósil más antiguo de sapiens (Morgan y Renne, 2008). Los primeros fósiles de H. sapiens y las poblaciones que representan son muy variables, y no hay todavía un consenso sobre la forma de dividir esta variabilidad (Gunz et al. 2009 ; Pearson 2008 ; Trinkaus 2005). Teniendo en cuenta la posible presencia de taxones ancestrales y hermanos (por ejemplo, Hammer et al 2011; Lachance et al 2012), la variabilidad del MSA probablemente encapsula el comportamiento de múltiples poblaciones de Homo de diferentes afinidades taxonómicas.
El cambio tecnológico fundamental con respecto al achelense es la desaparición de los bifaces (que suponemos eran usados directamente) por las puntas (que suponemos se utilizaban enmangadas). La transición entre ambas industrias fue gradual, de modo que en diferentes yacimientos, desde 0,3 Ma encontramos diferentes combinaciones. El Modo 2 desaparece prácticamente hace 0,2 Ma.
Los conjuntos del MSA tardío difieren de los sitios del MSA temprano por la presencia más frecuente de cuentas, ocre, piezas con cara pasiva, núcleos bipolares (Paloma de la Peña, 2015), cuchillas, piedras de moler, y yunques, lo que sugiere importantes cambios de comportamiento. La aparición y desaparición de las tecnologías de MSA son procesos más que eventos.

Por otra parte, Homo comienza a alternar la vida al aire libre con la ocupación de las cuevas y abrigos y habita los trópicos boscosos.
Para algunos, el mayor aprovechamiento de recursos marinos durante la MSA jugó un papel causal en la evolución y dispersión geográfica del HAM (Broadhurst et al, 2002; Crawford et al, 1999; Cunnane and Stewart, 2010; Mareanm 2010, 2011; Parkington, 2001, 2003, 2006, 2010; Walter et al, 2000; Kyriacou et al, 2016). Sin embargo, la actual evidencia indica que los HAM aparecieron en África del Este antes de los primeros signos de adaptaciones costeras (McDougall et al, 2005; White et al, 2003).

La MSA se caracteriza por un conjunto de técnicas y artefactos:
  • El método Levallois.
  • La puntas, muy variables en tamaño y forma, aunque con presencia escasa. Muchas puntas fueron enmangadas y probablemente utilizadas en lanzas, dardos, o incluso flechas (Brooks et al, 2006; Donahue, Murphy, y Robbins, 2002-2004; Shea, 2006 b; Van Peer, Rots y Vermeersch 2008 ; Waweru 2007). Otras fueron utilizadas como herramientas de corte.
  • A pesar de su relativa escasez, tres clases de herramientas son importantes para la comprensión de la tecnología lítica MSA.
    • Herramientas de trabajo pesado.
      • En varios conjuntos hay presencia de "herramientas pesadas" (sensu Clark 2001) como por ejemplo, picos. Estas herramientas también se encuentran en otras industrias achelenses o regionales anteriores o complejos industriales, como el sangoense y es probable una retención de tecnologías del achelense.
    • Raspadores.
      • La mayoría de los raspadores africanos olduvaienses, achelenses y de la MSA se caracterizan por un retoque raro e irregular. Sólo en conjuntos de la MSA algunas formas de rascador parecen mostrar bordes retocados continuos, una diferencia en la forma que puedan deberse a la extensión del uso de vida de los implementos con mango a través del afilado (Keeley 1982).
    • Piezas con cara pasiva (backed).
      • Son escamas o láminas con un borde lateral despuntado (cara pasiva) por abrasión o percusión directa. Las comparaciones con ejemplos históricos (Clark, Phillips, y Staley 1974), el trabajo experimental (Clark y Prince 1978 ), y las huellas raras de ocre probablemente utilizadas como lentisco (Ambrose 1998) sugieren que la cara pasiva se utiliza para facilitar el enmangamiento en un eje de madera ranurada (por ejemplo, Villa y Soriano 2010).
  • El ocre (u otros pigmentos minerales) y las piedras de moler, son dos elementos clave de la MSA. Estas dos clases de artefactos suelen hallarse en los mismos conjuntos, lo que sugiere una asociación funcional. Las piedras de moler pudieron utilizarse también para procesar semillas u otro material vegetal con menos visibilidad arqueológica.
El MSA de la Cuenca de Olorgesailie, sur de Kenia, está datado entre 320-295 ka. Incluye preparación de núcleos y obtención de puntas, explotación de rocas ricas en hierro para obtener pigmento rojo y aprovisionamiento de materia prima hasta 50 km de distancia. La fauna asociada sugiere una amplia estrategia de obtención de recursos que incluye caza menor y mayor (Brooks et al, 2018). Durante este periodo, el clima se caracterizó por ciclos de sedimentación-erosión más pronunciados, mayor actividad tectónica y una mayor variabilidad de la humedad-sequedad (Potts et al, 2018).

La evidencia más temprana (hace ca 222 ka) del transporte de obsidiana a larga distancia la ha proporcionado Sibilo School Road Site (SSRS), en la Kapthurin Formation, Kenya (Nick Blegen, 2016; Blegen et al, 2018).
Evolución tecnológica durante el MSA
Según Sarah Wurz (2013) En MIS7-6, la MSA sudafricana no muestra patrones espaciales y cronológicos ni una tendencia acumulativa de creciente complejidad y diversidad. Las ambigüedades cronológicas impiden una comprensión clara de cuando dejaron de ser parte del repertorio tecnológico de los cazadores-recolectores del Pleistoceno las hachas de mano y otras herramientas básicas.
  • Las hachas de mano y otras herramientas de corte grandes conviven con cuchillas y puntas típicas de la MSA entre 500-125 ka, principalmente en yacimientos al aire libre en toda Sudáfrica. 
  • La industria Fauresmith se ha datado en 150 ka en Bundu Farm y Rooidam (Herries 2011) pero fechas entre 500-280 ka pueden ser más realistas. 
  • La industria Sangoan está pendiente de datación. 
  • En Duinefontein se producen grandes herramientas de corte todavía hace 125 ka (Feathers, 2002; Klein et al 1999). 
  • El primer conjunto sin elementos achelenses se ha hallado en Florisbad, datado en ca. 280 ka (Grün et al. 1996; Kuman, Inbar y Clark 1999).
  • La MSA Temprana se ha datado entre 300-130 ka (Lombard et al. 2012; Volman 1984) y se caracteriza por una tecnología de preparación de núcleos que incluye Levallois, discoide, y métodos de hoja, que aparecen en el registro arqueológico hace más de 500 ka. 
  • Se ha propuesto que el origen del Levallois en Sudáfrica está en la industria Victoria West (Van Riet Lowe 1945). En Canteen Kopje, esta tecnología data de hace más de 500 ka (McNabb y Beaumont 2011 , 2012). Por lo tanto, una evolución unilineal desde el Achelense a la tecnología Levallois es muy poco probable. La presencia temprana del Levallois, confirma que tiene profundas raíces en África del Sur. 
  • Como en el Este de África y el Levante, la tecnología laminar surge en Sudáfrica en la primera parte del Pleistoceno Medio. El conjunto de Kathu Pan 1 estrato 4a, se ha redatado recientemente en ~500 ka (Porat et al, 2010). Los núcleos se prepararon centrípetamente mediante un método no-Levallois para desprender las hojas mediante percusión de un martillo duro. También se producen una serie de hojitas de menos de 12 mm de ancho. Algunos productos laminares se retocan en puntas unifaciales, y tanto estas como las escamas triangulares sin retoque muestran evidencia de enmangamiento y utilización como puntas de lanza (Wilkins et al. 2012). Los recursos eran locales y se explotaron intencionalmente las bandas de mineral de hierro, lo que no sucedió en la capa achelense 4b subyacente (Wilkins, 2017). Es significativo que este nivel de complejidad se produzca en una fecha tan temprana. 
  • Según el modelo del origen de los humanos modernos en la Región Cape Floral-Costa Sur en MIS 6, una de las etapas más áridas y frías, (Marean 2010, 2011) las poblaciones pasaron por un cuello de botella genético (por ejemplo, Behar et al, 2008; Blum y Jakobsson 2011; Fagundes et al, 2007; Gonder et al, 2007), y sobrevivieron en refugios, como Pinnacle Point (126 ka; Compton, 2011; Marean 2010). La ocupación continua de sitios como Klasies River y Blombos en MIS 5 se realizó por poblaciones que sobrevivieron en aquellos refugios durante MIS 6. El conjunto de la Cueva 13 de Pinnacle Point está asociado con el primer uso de los mariscos (Marean et al, 2007) y ballenas (Collareta et al, 2017) y con tecnología Levallois, puntas, hojas y hojitas (<10 mm de ancho; Marean et al. 2007). Estas hojitas son las más antiguas de su tipo en la MSA de África del Sur (Thompson, Williams y Minichillo 2010; pero ver Wilkins y Chazan 2012). También es verosímil un modelo demográfico sin un cuello de botella en MIS 6 y por otra parte es cuestionable si el MIS 6 glacial dio lugar a aridez extrema en toda África del Sur. Florisbad y otros sitios del interior como Border Cave, Bundu Farm, Lincoln Cave y Wonderwerk Cave muestran que los grupos de cazadores-recolectores vivían durante MIS 6 en otros lugares además de en la región Cape Floral-Costa Sur (Lombard et al, 2012).
    • Hutson (2016) considera probable que las poblaciones del interior del Sur de África dependiesen para la subsistencia más de los alimentos vegetales recolectados que de la caza.

Yacimientos más relevantes

En África Oriental, la densidad de yacimientos es muy baja, y en muchas zonas geográficas no hay presencia. Disponemos de pocas dataciones radiométricas, y hay pocas cuevas u otras secuencias profundamente estratificadas; gran parte del registro africano oriental consiste en yacimientos al aire libre. Los sitios arqueológicos se distribuyen de manera desigual entre las diferentes zonas ambientales o biogeográficas definidas por la flora y fauna endémicas. La mayoría de los yacimientos se localizan en la zona de Somalia-Masai (White 1983), una sabana seca. Los datos faunísticos de sitios de la MSA africana oriental muestran consistentemente la ocupación de hábitats de pastizales. Algunos sitios se encuentran en la zona de transición del bosque del este a lo largo de la costa del Océano Índico, el mosaico regional del Lago Victoria, o cerca del ecotono entre la zona Somalia-Masai y áreas dispersas del altiplano afromontano.
  • Gademotta Formation y Kulkuletti. Douze y Delagnes, 2016 han estudiado la evolución tecnológica entre hace ca 280-100 ka en los tres sitios principales. Según sus conclusiones, hay evidencia de cambios diacrónicos importantes en el proceso de fabricación de herramientas triangulares o apuntadas y en el proceso de reducción del núcleo:
    1. Desarrollo de métodos Levallois específicos para la producción de puntas (producción clásica de puntas Levallois y reducción de núcleo tipo Nubio 1).
    2. En herramientas triangulares o apuntadas, cambio desde un retoque uni-bifacial invasivo a un retoque ligero en puntos predeterminados.
    Estos cambios revelan la aparición gradual de un nuevo conjunto de comportamientos tecnológicos que pueden ser considerados específicos al MSA.
Kapthurin. Localización y estratigrafía. Blegen et al, 2018.
  • Kapthurin Formation. Ofrece la mejor secuencia estratigráfica para mostrar la naturaleza de la aparición de las tecnologías MSA (McBrearty y Tryon 2006; Tryon 2006; Tryon y McBrearty 2006; Tryon, McBrearty y Texier 2005). Conjuntos con puntas y pequeños núcleos levallois están interestratificados con otros con cuchillas, lo que sugiere que las tecnologías achelenses y MSA se superponen temporalmente dentro de la misma región geográfica (~ 150 km2). Las preparaciones Levallois están presentes antes de 380 ka (Blegen, 2015). Se constata el aprovisionamiento de obsidiana de alta calidad a largas distancias (Blegen, 2015, Blegen et al, 2018).
    • La tufa Lebus se ha datado en hace ca 465,3 ka.
    • La base de Bedded Tuff Member (K4) en hace ca 395,6 ka.
    • El material arqueológico de Sibilo School Road Site, en hace ca 222,5 ka.
    • La tufa distal que cubre el sitio arqueológico de Keraswanin se correlaciona con la tufa Wakondo, en el oeste de Kenya, datada en hace ca 100 ka.
  • Kibish Formation. Los conjuntos son muy similares de manera que cabe hablar de una Industria Kibish (Sea, 2008).
    • Member I, site KHS. 204-195 ka.
    • Member I, site AHS. 204-195 ka.
    • Member II/III, site BNS. 123-98 ka.
La industria Fauresmith se ha datado en 150 ka en Bundu Farm y Rooidam, Sudáfrica (Herries 2011) pero fechas entre 500-280 ka pueden ser más realistas.
  • Industria con bifaces de tamaño variable, generalmente asociados a puntas anchas, métodos Levallois, hojas largas y lascas. Transicional entre el Achelense y la MSA. Algunas piezas fueron enmangadas.
El Sangoense se ha datado en hace 280‐220 ka
    • Pocas piezas típicas del Achelense y elevado porcentaje de picos.
    • Lascas con métodos Levallois y puntas bifaciales.
    • Core‐axes (nucleiforme uni o bifacial con filos irregulares y sección delgada; se empleaban enmangados como picos cavadores).
    • En el yacimiento 8-B-11, Sai Island, norte del Valle del Nilo Medio, se interestratifican niveles de achelense tardío y sangoense, sugiriendo la presencia contemporánea de dos tradiciones culturales durante OIS7. Los niveles sangoenses contienen evidencia de nuevos comportamientos incluyendo la explotación y procesamiento de pigmentos de óxido de hierro y materiales vegetales y, en el dominio lítico, herramientas compuestas, retocadas, con agotamiento de los ejes principales (Rots and Van Peer 2006). Un nivel superior presenta evidencias de contacto con el Complejo Nubio temprano y con el Lupembiense.
Te puede interesar:

No hay comentarios:

Publicar un comentario