lunes, 16 de noviembre de 2015

La mano humana está adaptada a la agresión

El puño humano está adaptado para disipar energía.

Michael H. Morgan y David R. Carrier proponen que las proporciones derivadas de las manos de los Hominini reflejan, en parte, la selección sexual para mejorar el rendimiento en la lucha.