lunes, 9 de febrero de 2015

Goyet y Eliseevichi 1, eran lobos, lo que apoya la domesticación del perro en el Neolítico

3D surface models of fossil specimens used in this analysis.
Fósiles de cánidos:
(a) Eliseevichi MAE 447/5298
(b) Goyet.
(c) Shamanka II.
(d) Trou Balleux.
(e) Ust'-Belaia.
El hallazgo de restos de perro con datación más antigua, corresponde a la Cueva Razboinichya en los montes Altai (Siberia) donde se localizó un cráneo, una mandíbula y varios dientes en perfecto estado de conservación, datados en 33 ka.
En el yacimiento belga de Goyet durante de una excavación en el siglo XIX, aparecieron restos datados en 31,7 ka. Presenta una mayor capacidad craneal y un hocico más corto y ancho, pero sobretodo un mayor tamaño en los dientes. En el yacimiento gravetiense de Předmostí, Moravia, República Checa, se encontraron restos de primitivos perros (2011), datados en 26-24 ka. Uno de los cráneos presenta especial interés ya que fue enterrado ritualmente con un hueso de mamut entre los dientes. Los investigadores plantearon en su momento la hipótesis de que fueron empleados como animales de carga debido a su gran tamaño.
La cueva de Chauvet ha conservado las huellas de un niño acompañado por un perro. Restos de antorcha han permitido datar las pisadas mediante el análisis del 14C en más de 26 ka.

Abby Grace Drake, Michael Coquerelle y Guillaume Colombeau han utilizado la morfometría geométrica 3D para comparar la morfología craneal de los ejemplares de Goyet y Eliseevichi 1, datado en 13,9 ka, con cráneos de perros (N=91), lobos (lobos árticos N=258; lobos europeos N=57), cánidos antiguos (cuatro antiguos cráneos de perros de Alaska, tres perros momificados egipcios de la época ptolemaica, cuatro del Neolítico, un perro galo-romano de Francia, Shamanka II, Ust'-Belaia, Trou Balleux y seis cráneos de lobos de Alaska de finales del Pleistoceno y principios del Holoceno) y un híbrido moderno perro-lobo.
  • De acuerdo con los resultados, Goyet y Eliseevichi 1 corresponden a lobos, y no a perros: no muestran flexión craneal y la superficie dorsal del hocico no tiene concavidad cerca de las órbitas. Estas características separan los perros de los lobos con considerable certeza.
  • Shamanka II puede pertenecer a un híbrido.
  • Ust'-Belaia corresponde a un perro.
  • Trou Balleux, a un lobo.
Estos resultados apoyan la domesticación el perro en el Neolítico y están de acuerdo con evidencias genéticas recientes que señalan que Goyet y otros lobos paleolíticos, pertenecen a un clado hermano a todos los perros antiguos y modernos y que Eliseevichi 1 está relacionado genéticamente con los lobos modernos de Finlandia y Rusia.

La domesticación del perro