miércoles, 22 de abril de 2015

La filogenia del Ardipithecus

A. En el cráneo, los chimpancés combinan una parte posterior ancha primitiva con un alargamiento de la parte anterior de la base del cráneo derivado. Los Hominini comparten una base del cráneo acortada derivada.
B. En la dentición, los Hominini perdieron las características del conjunto C/P3 basadas en un canino sobresaliente en los machos.
C. En las extremidades, Ardipithecus ramidus es primitivo. El chimpancé es derivado en su brazo alargado y el humano en la pierna alargada.
D. En la pelvis, los Hominini comparten unas palas ilíacas inferiores más amplias y una posición baja de la articulación del sacro.
E. La mano del chimpancé muestra unos metacarpianos alargados y reforzados para la escalada y la suspensión. Los Hominini, unos metacarpianos cortos, primitivos, y unas falanges acortadas.
F. El pie de Ardipithecus ramidus muestra una parte media primitiva. Los simios, una estructura flexible acortada. Los humanos, una estructura de palanca reforzada que absorbe al mismo tiempo los impactos.

A comienzos de la década de 1990, Gen Suwa halló en Aramis un molar hominini. Entre 1992-1994, Berhane Asfaw y Gen Suwa, del equipo de Tim White, recuperaron restos de 17 individuos, en su mayoría dientes, pero también fragmento de mandíbula inferior infantil, un fragmento de la base de un cráneo, y un fragmento de húmero de otro individuo. Datados en 4,4 Ma. Los primeros restos fueron atribuidos a Australopithecus hasta que en 1995, con más especímenes recuperados, se definió el nuevo género Ardipithecus.

En enero de 2005 se informó del descubrimiento de los restos de por lo menos nueve individuos clasificados como Ardipithecus ramidus, de entre 4,4 y 4,1 millones de años de antigüedad, en As Duma, al norte de Etiopía, por el equipo de la Universidad de Indiana dirigido por Sileshi Seaslug.

En 2009 se publicó la descripción de un esqueleto fósil relativamente completo hallado en 1994. Corresponde a una hembra (Ardi). Datado hace unos 4,4 Ma (3,9 según Beagle y Kappelman).

Tim D. White, C. Owen Lovejoy, Berhane Asfaw, Joshua P. Carlson, y Gen Suwa repasan las características de Ardipithecus ramidus y estudian su posición filogenética. Ardipithecus  representa un puente entre el ancestro común más reciente de chimpancés y humanos y los Australopithecus.
  • Es un Hominini:
    • De acuerdo con su datación, Ar. ramidus es posterior al ancestro común más reciente de Homo y Pan.
    • Ardipithecus ramidus no exhibe las características derivadas características de chimpancés o gorilas, pero en cambio comparte con Australopithecus importantes características derivadas.
    • Al igual que los simios vivos, se aprecia en Ardipithecus una invaginación profunda de la columna vertebral en el espacio del tórax. En aquellos, forma parte de las adaptaciones a la trepa pero en Ardipithecus tiene como consecuencia el aumento de la circunducción de la extremidad anterior, por lo que la invaginación debió adquirirse de forma independiente. Por tanto, estamos ante un bauplan diferenciado.
    • Ardipithecus proporciona fuerte evidencia para inferir que el ancestro común más reciente a Homo Pan era un simio africano poco especializado.
      • Probablemente de cuerpo grande.
      • Combinando una columna vertebral invaginada dentro de un tórax aplanado con una movilidad mejorada del hombro una extensión del codo similar a la de los simios actuales y un cubital retraído en la muñeca, pero sin alargamiento en las extremidades anteriores y careciendo de especializaciones relacionadas con la trepa arbórea.
      • El pie mantendría muchas estructuras primitivas relacionadas con la flexión plantar para la propulsión, pero probablemente también características plantígradas evolucionadas, como el golpe de talón.
      • Carecía de las adaptaciones en la mano para el agarre peculiares de los simios africanos actuales.
    • Los Hominini parecen haber surgido por la explotación de un nicho de alimentación terrestre, quizás transportando y compartiendo alimentos, en zonas menos densamente arboladas, pero todavía boscosas.
  • La relación filogenética con Australopithecus:
    • El Australopithecus más cercano temporalmente es anamensis. Se trata de una especie poco conocida, pero los datos de isótopos del esmalte y la anatomía craneodental sugieren una relación de proximidad filogenética o de ancestro-descendiente. Parece que los dos taxones se superponen en una sola secuencia estratigráfica en Aramis.
    • Comparte características derivadas con los Australopithecus:
      • Cizallamiento sectorial ausente en el conjunto C/P3 y canino feminizado en los machos.
      • Base craneal corta y amplia.
      • Ilio agrandado, acortado y retorcido.
      • Especializaciones tarsales y metatarsales/falanges relacionadas con la posición erecta.
Enlace
El antepasado común más reciente de Hominini y pánidos
Rasgos derivados de los Hominini
Primeros Hominini: fósiles
Primeros Hominini: interpretaciones