sábado, 7 de septiembre de 2013

Los rasgos del agarre humano están presentes en primates pequeños

Postura previa a movimientos de prensión en condiciones sin restricciones.
Postura palmígrada en humanos (A, B), capuchinos (E) y lémures (F).
Apoyo de los nudillos en chimpancés (C) y gorilas (D).
Elodie ReghemLaurence ChèzeYves Coppens y Emmanuelle Pouydebat han analizado las estrategias de comportamiento (por ejemplo, tipos de agarre, posturas del cuerpo) así como la cinemática 3D de toda la extremidad anterior y el tronco durante la prensión de pequeños artículos alimenticios en cinco especies de primates (lémur, capuchino, gorila, chimpancé y humano) en condiciones sin restricciones. Todas las especies prefieren la postura cuadrúpeda, excepto los lémures. Los animales más pequeños (los capuchinos y los lémures) utilizan para el agarre toda la mano, mientras que los más grandes (seres humanos, gorilas y chimpancés) utilizan predominantemente un agarre de precisión. Los movimientos de agarre de los seres humanos se parecen más a los de los animales pequeños que los movimientos realizados por gorilas y chimpancés, que utilizan mayores rotaciones del hombro y el antebrazo.
En conclusión, los rasgos que caracterizan a la prensión humana están presentes en otros primates, sin embargo, existen diferencias en los movimientos articulares. Estos resultados proporcionan una buena base para sugerir hipótesis sobre los factores que intervienen en la evolución de las capacidades de agarre en los primates.