lunes, 2 de septiembre de 2013

Homo antecessor: Nueva investigación confirma un rostro de morfología moderna

Espacio de formas de las muestras estudiadas. La línea azul representa la ruta ontogenética alométrica del HAM. La negra, corresponde al neandertal.
Sarah E. Freidline, Philipp Gunz, Katerina Harvati, y Jean-Jacques Hublin han analizado ATD6-69 (Homo antecessor, Atapuerca, 900 ka) desde un punto de vista evolutivo y ontogenético, comparándolo con una muestra humana moderna y con fósiles humanos del Pleistoceno, Paleolítico Superior y Paleolítico Inferior, utilizando simulaciones de desarrollo para identificar patrones de crecimiento y obtener la posible forma adulta de ATD6-69. Según los resultados:
  • Las diferencias faciales entre los humanos modernos y los arcaicos no son exclusivamente de carácter alométrico.
  • Las características que se han propuesto para vincular la morfología de ATD6-69 a los humanos modernos, no se habrían modificado significativamente en el curso del desarrollo posterior. En particular, la depresión infraorbitaria en este espécimen habría persistido en la edad adulta.
  • Muchos de los rasgos faciales que ATD6-69 comparte con los humanos modernos pueden ser considerados como parte de una arquitectura facial generalizada en Homo.
  • Los resultados presentan un panorama complejo en cuanto a la polaridad de los rasgos faciales y demuestran que una morfología facial similar a la del HAM está presente de forma intermitente en los humanos del Pleistoceno Medio. Los autores sugieren que algunos de los rasgos faciales que caracterizan a los últimos humanos modernos pueden haberse desarrollado varias veces en la evolución humana.
Enlace
Homo antecessor