jueves, 8 de mayo de 2014

Sugerencias para el estudio de la evolución del lenguaje

Marc D. Hauser, Charles Yang, Robert Berwick, Ian Tattersall, Michael Ryan, Jeffrey Watumull, Noam Chomsky y Richard Lewontin consideran que los estudios realizados hasta la fecha sobre la evolución del lenguaje han seguido métodos inadecuados y están acompañados de pobres evidencias.

Presentan algunas sugerencias:
  • Definir los detalles importantes del lenguaje como fenotipo, los mecanismos biológicos básicos que permiten la capacidad para el lenguaje, y trabajar dentro del marco de los métodos y datos de la biología evolutiva.
  • Realizar observaciones y experimentos en animales que se comunican de forma natural. Evaluar experimentalmente las capacidades computacionales y de percepción de los animales, centrándose en las habilidades necesarias para el procesamiento del lenguaje humano. Hay que tener en cuenta que no es posible apoyar empíricamente la tesis de continuidad mediante la cual una forma comunicativa en un animal no humano sirve como un precursor de la forma humana moderna.
    • Diseñar nuevos métodos que revelen con mayor riqueza las habilidades comunicativas espontáneas de procesamiento de estímulos fuertemente generativos, especialmente en cautiverio, donde los detalles de los estímulos y el medio ambiente son fácilmente controlables.
    • Aunque la articulación del resto de los primates es diferente en muchos aspectos de la articulación humana, hay perspectivas para definir una fonología, tanto visual como acústica, en términos familiares para los expertos en fonética, y luego modelar cómo este sistema puede haber cambiado en base a inferencias de los cambios en el tracto vocal, la morfología y el control sobre el movimiento de la mano.
  • Estudiar las estructuras óseas conservadas asociadas a la producción y recepción del lenguaje articulado.
    • Estudiar de forma más detallada la estructura del hueso hioides, junto con la morfología de la mandíbula.
  • Estudiar la forma y tamaño de los endocastos. Los endomoldes pueden revelar datos de los circuitos internos.
  • En arqueología, está abierta la posibilidad de hallar evidencias más antiguas de actividad simbólica.
  • Estudiar los alelos supuestamente asociados con el lenguaje.
    • Localizar los genes candidatos sobre la base de las firmas genómicas de rápido y reciente cambio evolutivo o singularidad en el linaje Homo en comparación con los primates no humanos más cercanos.
    • Estudiar los fenotipos aberrantes relacionados con el lenguaje.
    • Buscar genes correlacionados con la variación humana normal en gemelos y/o SNP.
    • Estudiar el papel de las mutaciones y los barridos selectivos.
    • Desarrollar modelos animales no humanos, para examinar posibles subcomponentes tales como la plasticidad neuronal transcripcional y el control motor.
      • Insertar genes humanos en animales con capacidades conocidas.
  • En los modelos evolutivos (lenguaje artificial), identificar la aptitud del idioma con éxito comunicativo: poner a prueba la hipótesis de que los individuos que se comunican y aprenden idiomas tienen mayor éxito reproductivo. Modelar cómo pudieron surgir y ser seleccionados los procesos centrales de computación generativa, junto con los sistemas fonológico, sintáctico y semántico.
    • Centrarse en los cálculos y representaciones de la competencia básica para el lenguaje.
    • Reconocer la distinción entre estos procesos internos y su potencial externalización en comunicación.
    • Diseñar modelos que pueden ser probados empíricamente en nuestra y otras especies.