jueves, 12 de junio de 2014

Nuevo estudio atribuye a los humanos la extinción de la megafauna

( a ) Proporción de especies extintas de mamíferos a partir de 10 kg en cada país entre 132-1 ka.
( b ) Número absoluto.
 ( c ) Paleobiogeografía homínida.
( d ) Diferencia de la temperatura media anual entre el LGM y hoy.
( e ) Diferencia de las precipitaciones anuales entre el LGM y hoy.
Las variables del cambio climático se estandarizaron entre 0 y 1.
A lo largo del Pleistoceno final y el Holoceno, se da una importante extinción de grandes herbívoros en todos los continentes, salvo en África, donde la velocidad de desaparición es muy inferior. En Norteamérica y Australia, el grado de extinción es muy grande.
En Norteamérica las extinciones sucedieron en un lapso de tiempo muy corto, afectaron a animales que vivían en una variedad de ambientes en todas las latitudes de América, sobre todo de gran tamaño. Se ha intentado explicar esta extinción en base a los cambios climáticos de la última glaciación (Kishinev, 2013). Sin embargo, glaciaciones anteriores no habían tenido este efecto.
Otra explicación es protagonizada por la llegada del Homo sapiens, con sus sofisticadas técnicas de caza, o por una combinación de clima y caza. La importancia absoluta y relativa de estos factores, sigue siendo controvertida.

Las fechas en el cuadro rojo reprentan la llegada de los HAM. 
El intervalo de tiempo en azul, el cambio climático.
Los números por encima de las fechas indican el número de especies extinguidas.
El color de la megafauna indica la responsabilidad humana en su extinción: rojo, la megafauna se extingue por la llegada del HAM. Azul, por causas climáticas. Marrón, incierto.
Christopher SandomSøren FaurbyBrody SandelJens-Christian Svenning presentan un análisis global de esta extinción, poniendo a prueba mediante modelos matemáticos el papel relativo desempeñado por el cambio climático y los humanos.
Según sus conclusiones, la importancia de la extinción está fuertemente ligada a la paleobiogeografía homínida, con a lo sumo un débil vínculo específico en Eurasia al cambio climático.
En América del Sur es llamativa la alta extinción a pesar de un clima relativamente estable, lo que contrasta fuertemente con el África subsahariana, donde la extinción fue mínima, a pesar de los cambios climáticos sufridos.

Extinción de los grandes herbívoros

Figure 3.
Proporción de grandes mamíferos extintos en relación con la paleobiogeografía homínida.