domingo, 15 de junio de 2014

Estudio de la tasa de mutación en chimpancés retrasa el comienzo de la diferenciación genética con los humanos.

En los seres humanos modernos, la tasa media de mutación genética es de 1,2 × 10-8. Cada individuo hereda, en promedio, alrededor de 70 nuevas mutaciones de sus padres. Mientras que las hembras poseen en el momento del nacimiento todos los óvulos que van a producir, los varones producen los espermatozoides a lo largo de su vida, pero cada año adicional de edad, resulta en dos mutaciones adicionales. De este modo, los varones contribuyen con un número de mutaciones de tres a cuatro veces mayor que el de las hembras. La edad paterna es un factor de riesgo para varios trastornos, incluyendo la esquizofrenia y el autismo.

Oliver de VennIsaac TurnerIain MathiesonNatasja de GrootRonald Bontrop y Gil McVean han comprobado la tasa de mutación de los chimpancés occidentales (Pan troglodytes verus). Según los resultados, la tasa media de mutación es la misma, pero los machos contribuyen con un número de mutaciones entre siete y ocho veces mayor que las hembras. La producción de espermatozoides en los chimpancés es mucho más alta que en los humanos.

Por lo tanto, los chimpancés están evolucionando más rápido que los humanos. Según estos resultados los autores consideran que los genomas de los humanos y los chimpancés se separan un 0,1% cada millón de años. Relacionando esta cifra con la tasa media de mutación, se obtiene que la diferenciación genética comenzó hace 12-13 Ma.

Momento de la separación de los homínidos