martes, 9 de octubre de 2012

Las diferencias entre los bebés humanos neandertales y modernos y los modelos de crecimiento infantil.

El crecimiento en altura del niño moderno es más rápido que el del neandertal.

El Grupo de Paleofisiología del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), de Burgos, con la colaboración del grupo de Paleoecología del CENIEH, liderado por el doctor Jesús Rodríguez, así como del Laboratory for Human Biology Research de la Northwestern University,  ha elaborado un modelo matemático de crecimiento en altura de los niños neandertales hasta cinco años de edad, en base a diez fósiles disponibles. Han comparado los resultados con dos poblaciones de sapiens modernos. Encontró que el crecimiento en neandertales es similar al de los humanos modernos en el nacimiento, pero disminuye alrededor del tercer o cuarto mes, lo que puede atribuirse a limitaciones ontogenéticos o a estrés metabólico.

Journal of Human Evolution
Volumen 63, Número 1, julio de 2012, páginas 140-149
Martín-González, J.A., Mateos, A., Goikoetxea, I., Leonard, W.R., Rodríguez, J.

El crecimiento del cerebro pudo deberse al aumento en la duración de la infancia. El crecimiento del cerebro se prolonga cierto tiempo después del nacimiento. En los chimpancés, el cerebro crece 250 cc, durante su infancia, de unos cinco años. La prolongación de la infancia implica la prolongación de la lactancia y el aumento del intervalo entre nacimientos con la consiguiente disminución de la fertilidad.
La solución evolutiva al compromiso entre el aumento del tiempo de infancia y el mantenimiento de la fertilidad fue la progresiva aparición de la niñez, cuando la cría no precisa de lactancia mientras mantiene el crecimiento.
Philipp Khaitovich et al (2012) encontraron que en los seres humanos, el apogeo de la expresión de los genes sinápticos en la corteza prefrontal, que controlan la formación y matneimiento de conexiones sinápticas, se retrasa hasta la edad de cinco años, a diferencia de los chimpancés y los macacos, donde esto ocurre en el primer año de vida.
·         Homo habilis y rudolfensis disponían de una infancia de hasta cinco años y un periodo juvenil de otros cinco años que daría paso a la aptitud para la reproducción sexual.
o    El periodo de infancia pudo reducirse gracias a la incorporación de las grasas animales a las dietas de las crías. Esta dieta, más rica, pudo abastecer los requerimientos energéticos de un cerebro más grande.
·         Según Trinkaus, el desarrollo dental de un niño neandertal de 8 años era comparable al de un niño sapiens de varios años más. Ana Mateos et al (2012) han confirmado una tasa de crecimiento mucho más lenta en neanderthalensis.
·         Los humanos actuales disponemos de un tiempo de desarrollo de alrededor de 18 años que incluye dos etapas nuevas: niñez y adolescencia.
o    Nueve meses de desarrollo fetal.
o    Infancia: lactancia y dentición decidua. Crecimiento muy rápido del cerebro. El primer año, a una velocidad similar a la que se produce durante el desarrollo fetal.
o    Niñez o segunda infancia. Hasta los seis o siete años, con la aparición de los primeros molares defintivos. A los siete años, el cerebro alcanza el tamaño defintivo.
o    Juventud. Hasta los once o doce años, cuando surge el segundo molar permamente
o    Adolescencia.