domingo, 9 de febrero de 2014

Comportamiento en el Paleolítico Medio

Mary C. Stiner traza un resumen de la economía del Paleolítico Medio (PM) en la Cuenca del Mediterráneo europea y asiática y sus ramificaciones sociales mediante el examen de las posibles tendencias en el tamaño de la huella ecológica, las prácticas de caza y la dieta y los cambios a lo largo del tiempo, el nivel trófico, el intercambio de alimentos, y la intensidad de ocupación.

Los homínidos del PM estaban bastante especializados en la presa de ungulados de caza mayor con un leve sesgo hacia la captura de adultos y el consumo de partes carnosas, médula de las extremidades y cabezas, con pocas innovaciones que incluyen la explotación moluscos marinos y los campamentos con hogar en el centro. La mayor parte de los yacimientos de PM se localizan en latitudes donde la gama de alimentos de origen animal y vegetal era menos variada. La caza de grandes animales puede producir un retorno alto, pero se asocia con altas variaciones (revisado en Kelly 1995; Kuhn y Stiner 2006) y por lo tanto limita el potencial reproductivo de una población altamente carnívora. Esto se compensa con una gran movilidad en respuesta a las extinciones locales.

La densidad del material zooarqueológico parece aumentar en los últimos 30 ka de existencia del PM, lo que supone un aumento ligero en las poblaciones humanas. El procesamiento de la carne, incluyendo el transporte al campamento central de huesos largos y cabezas, indica una estrecha cooperación y reciprocidad entre los miembros del grupo. La consistencia en las orientaciones de las marcas de corte sugieren una forma social canalizada de compartir la carne.

La rigidez aparente de la economía de caza del PM podría haber sido el secreto de su mantenimiento existoso durante 200 ka.

Estas son las diferencias más importantes entre el PM y el Paleolítico Superior o la MSA tardía:
  • La menor amplitud de la dieta, asociada a la tecnología de armas.
    • En ambientes templado-cálidos y subtropicales, los homínidos del PM capturaron pequeños animales fáciles de recoger, como tortugas, moluscos marinos, huevos de avestruz, y grandes lagartos. La dieta del PM rara vez se amplió a animales con altos costos de captura o procesado, como aves, liebres o peces lo que indica que las poblaciones eran pequeñas y dispersas.
    • Las lanzas de madera fueron casi con toda seguridad el arma por defecto, mientras que las puntas de piedra y hueso surgen al final del periodo. Armas sencillas implican una mayor cooperación e implicación del grupo en la caza y un mayor número de cazadores, incluyendo hembras y juveniles.
  • La ausencia de arte duradero.
  • Un menor grado de variación cultural.
  • Las actividades del PM forman un espectro más estrecho y, probablemente, una mayor uniformidad en los patrones de los miembros del grupo.
    • La aparición de agujas y punzones para la confección de ropa en el Paleolítico Superior indica una gama más amplia de funciones económicas y sociales.
No hay evidencia de que estas diferencias se deban a cuestiones cognitivas. Más bien parecen estar causadas por el menor potencial demográfico, la inestabilidad de las poblaciones y con ellos la menor longevidad y estabilidad de las instituciones de intercambio de conocimientos (sensu Henrich 2004; Poteete y Ostrom 2004).

Modos de vida de los neandertales