lunes, 25 de agosto de 2014

El Szeletiense



Distribución geográfica del Szeletiense, relacionada con la cuenca del Danubio Medio. Pueden distinguirse tres regiones: Moravia, al oeste, nordeste de Hungría al este y oeste de Eslovaquia y noroeste de Hungría en el centro. Desconocemos si las comunidades de las tres regiones constituían unidades culturales separadas o si estaban organizadas conjuntamente. La circulación de las materias primas parece argumentar a favor de esta última versión.
Zsolt Mester resume el estado actual de la investigación.
  • El término "Szeletiense" fue aplicado por Julius Andrée en 1930 y Jeno Hillebrand en 1935. Para este último se trataba de un especie de "Protosolutrense", antecedente genético del Solutrense francés gracias a una migración de poblaciones desde los Cárpatos al Sur de Francia. Fue Gisela Feund, en 1952, la que estableció que las industrias szeletienses no tenían relación con el Solutrense, sino que se desarrollaron de forma autónoma a partir del Musteriense local y en paralelo al Auriñaciense. Actualmente se considera que el Szeletiense se desarrolló a partir del Micoquiense reciente con el que comparte muchas características. Karel Valoch (1990 y 2000) y Philip Allsworth-Jones (1986 y 2004) consideran que esta evolución fue influenciada por la llegada a la región del Auriñaciense con aculturación de los neandertales micoquienses por contacto con los HAM. La datación por radiocarbono en la capa 3 de Willendorf II en la Baja Austria mostró la presencia del Auriñaciense antiguo en la cuenca media del Danubio entre 39-38 ka, lo que parece confirmar la realidad de esta aculturación (Nigst, 2006). Sin embargo, en Moravia el Szeletiense demostró ser mucho más antiguo que el más antiguo Auriñaciense (Nigst y Haesaerts, 2012). Por el contrario, el Bohuniciense se ha datado con más antigüedad que el Szeletiense, lo que hace posible una aculturación del Micoquiense por aquella tecnología (Tostevin, 2007), pero la estrategia de explotación de los núcleos es diferente, ya que el Bohuniciense combina los métodos laminares y Levallois (Škrdla 1996; Nerudová, 2003; Neruda y Nerudová, 2005). Por tanto, parece que el modelo más aceptable es el desarrollo del Szeletiense a partir del Micoquiense tardío local (Bosinski, 1967). En 1983, Árpád Ringer definió el Babonyiense a partir de una industria micoquiense de la montaña de Bükk. A diferencia del Micoquiense de Kulna, el Babonyiense es rico en herramientas bifaciales (44%, cuhillas y puntas en parecidas proporciones), con la adición de raederas y lascas de retoque bifacial. Los conjuntos Baboyienses podrían atribuirse a una mezcla de diferentes unidades taxonómicas debido al proceso postdeposicional (Kozlowski et al, 2009 y 2012). Si consideramos al Szeletiense una industria de transición entre Micoquiense y Gravetiense (Oliva, 1991), su desarrollo se puede explicar mediante cambios en la composición del utillaje, con reducción y desaparición de elementos del Paleolítico Medio (raederas, hachas y cuchillos bifaciales) paralela a la aparición y aumento de elementos del Paleolítico Superior (raspadores, cinceles).
  • El Szeletiense fue sintetizado por L. Vertes (1968) a partir de los materiales en los dos niveles de Szeleta (valle oriental de las montañas Bükk) y de la cueva Jankovich. Domina la punta de hoja (36%), hay una gran cantidad de raederas (23%), muchas muescas (10%), cuchillas (17%), raspadores y cinceles (7% cada uno). La industria muestra así un carácter fuerte de PM como ya había indicado el abate Breuil (1923). El problema principal es que todos los conjuntos szeletienses proceden de excavaciones antiguas en depósitos de cueva, poco o mal documentados. En el caso de la cueva Szeleta, algunos investigadores han planteado que los elementos representan diferentes entidades tipológicas (Auriñaciense, Gravetiense) (Svoboda y Siman, 1989; Siman, 1990; Ringer y Mester, 2000).
  • Los análisis estadísiticos de los conjuntos de superficie recuperados en Moravia muestran un patrón szeletiense. Las excavaciones de 1982 y 1983 en Vedrovice V revelaron un conjunto szeletiense de cerca de 17.000 elementos (Valoch et al., 1993). El 24% de los útiles muestran un patrón del PS (raspadores 8%, hojas/escamas retocadas 7%, cinceles 3,5%, barrenadores 2,5% y partes astilladas 1, 8%). El 35% de los útiles muestran un patrón del PM, incluyendo muchos raederas (20%), picas de hoja (9,5%) y bifaces pequeños y cuchillas bifaciales (1,5%), y puntas musterienses. Las muescas (27%) y los denticulados (14%) representan un tercio de los útiles, pero no pudieron ser asignados a ninguno de los dos períodos paleolíticos.
  • Petr Neruda y Zdenka Nerudová (2005) identificaron el conjunto szeletiense de Moravský Krumlov IV. Fueron utilizados tres métodos: conformación bifacial para la fabricación de útiles foliáceos, discoide para la producción de lascas y laminar de núcleos subprismáticos para la producción de cuchillas. La aplicación del método Levallois fue muy rara.
  • Las diferencias entre los conjuntos szeletienses, se explican por la distancia geográfica y/o temporal: Presencia de elementos Levallois en Mohelno 9, Ořechov I y Želešice I; pequeños bifaces y cuchillos bifaciales de apariencia más arcaica en Jezeřany I y II; bajo porcentaje de herramientas y predominio de las lascas características de la conformación bifacial en Moravský Krumlov IV; predominio de las puntas de hoja en Moravany nad Váhom-Dlhá.
  • La cronología del Szeletiense es poco clara. La mayoría de los conjuntos, fueron recuperados en superficie y los hallados en cuevas lo fueron hace muchos años y carecemos de documentación detallada. P. Neruda y Z. Nerudová (2013) asumen que la transformación del Micoquiense en Szeletiense coincidió con un cambio en el modo de vida de los grupos neandertales, con abandono del Karst de Moravia para establecerse en las laderas del bosque Krumlov. En base a las dataciones obtenidas, la primera fase del Szeletiense (Vedrovice V y Moravský Krumlov IV) data de alrededor de 42-40 ka cal BP. De acuerdo con el modelo cronológico establecido, el Szeletiense se extiende entre 40-30 ka cal BP. No hay fechas para la Llanura de Drahany. En Eslovaquia no hay dataciones radiométricas para la fase más temprana. La reciente, puede ser representada por el conjunto de Moravany nad Váhom-Dlhá, con dataciones por radiocarbono de ca 39 cal BP (Kaminska et al., 2011). En Hungría, la datación del Szeletiense es aún más problemática. El punto de referencia debe ser la secuencia estratigráfica de la cueva Szeleta, pero fue excavada antes de 1913.

Principales yacimientos en la transición del PM al PS. Neruda y Nerudová (2013)
1. Hradsko
2. Lubotyn
3. Dzierzysaw
4. Mladec
5. Sipka y Certova díra
6. Kulna
7. Pod hradem
8. Svéduv stul
9. Drysice III (Zelec)
10. Brno-Bohunice
11. Stránská skála
12. Napajedla Gate
13. Moravský Krumlov IV
14. Vedrovice Ia
15. Vedrovice V
16. Milovice I
17. Dzeravá skala
18. Certova pec near Radosina
19. Moravany-Dlhá
20. Alberndorf.
21. Gudenushöhle
22. Willendorf II
23. Senftenberg
24. Krems-Hundssteig
25. Stratzing/Krems-Rehberg
26. Lurgrotte bei Peggau
27. Pesk
28. Istálósk
29. Szeleta
Modelo de evolución del PM al PS. Neruda y Nerudová (2013), modificado de Nigst (2006).