jueves, 2 de octubre de 2014

Yacimientos achelenses en el desierto de Nefud (Arabia)

Sistemas de Paleodrenaje reportados en la literatura (véase el texto del cuerpo) con actividad fluvial durante el Pleistoceno Inferior y Medio y yacmientos con grnades escamas achelenses.

En el sur y oeste de la Península Arábiga, donde la roca madre de las montañas de Hijaz y Hadramawt facilita su identificación (Petraglia 2003) se han hallado yacimientos achelenses datados en menos de 400 ka, que contienen pequeñas hachas de mano (Gisis y Ronen 2006). También puede haber muchos sitios achelenses en los desiertos, pero deben de estar profundamente enterrados. Conocemos dos paisajes achelenses particularmente densos:
  • En el lado norte de Wadi Fatima, fueron descubiertos 32 sitios achelenses, cerca de afloramientos volcánicos y tributarios menores y con vistas a la rambla principal (Whalen et al. 1988). Las hachas de mano y cuchillas fueron producidos en grandes lascas de andesita.
  • En Dawadmi, Arabia Central, se encontraron numerosos sitios, a menudo asociados con manantiales y wadis (Petraglia et al, 2010). Los artefactos son similares a los de Wadi Fatima, con hachas de mano y cuchillas producidas en grandes lascas de andesita (Whalen et al, 1984). 
Al otro lado de la Península Arábiga, los yacimientos achelenses se encuentran en asociación con afloramientos rocosos, ramblas y manantiales (Groucut y Petraglia 2012; Petraglia 2005).

Ceri Shipton, Ash Parton, Paul Breeze, Richard Jennings, Huw S. Groucutt, Tom S. White, Nicholas Drake, Remy Crassard, Abdullah Alsharekh y Michael D. Petraglia describen los primeros yacimientos achelenses descubiertos en el desierto de Nefud (paleolago Jubbah), al norte de Arabia Saudita. Los bifaces equivalen a las grandes escamas del Achelense Medio de la secuencia del Levante Mediterráneo. Estos yacimientos vienen a ocupar un vacío en la distribución del achelense en todo el cinturón árido sáharo-árabe, con las consiguientes implicaciones para las hipótesis sobre las rutas de dispersión entre África y Asia.
Durante los interglaciales, períodos húmedos prolongados en el Nefud condujeron al desarrollo de vastos lagos de agua dulce, con una gran variedad de fauna, proporcionando así los recursos para una ocupación achelense. QAN-1, ALM-7 y JKF-8, están asociados a fuentes de agua. Los conjuntos guardan similitudes con los de Dawadmi, Wadi Fátima y Gesher Benot Ya'aqov.
  • Qana Oasis 1 (QAN-1).
    • Estudios previos en la región circundante han fechado los depósitos lacustres en MIS 6 (Rosenberg et al, 2013). Los campos de dunas de los alrededores deben de ser anteriores a este periodo. Los artefactos recuperados parece que no ha sido afectados por procesos aluviales significativos. Los artefactos achelenses comprenden 13 hachas de mano, 3 cuchillas, y 3 bifaces diversos hechos en riolita, salvo uno en piedra caliza. El afloramiento de piedra caliza conocido más cercana está a más de 90 kilometros de distancia lo que sugiere la posibilidad de movimientos de larga distancia de homínidos a través del paisaje, entre fuentes de agua dulce (Bartlet et al, 1986).
  • Al Marrat 7 (ALM-7)
    • La muestra recogida comprende un hacha de mano, cuatro cuchillas, un bifaz misceláneo, y un núcleo discoidal. Las herramientas se realizaron en cuarcita ferruginosa y grandes lascas de riolita.
  • Jebel Sataihah 1 (SAT-1)
    • No hay evidencia de agradación sustancial de sedimentos y el material de la superficie permanece en la ubicación aproximada en la que fue dejado por los homínidos. El pavimento de cuarcita ferruginosa púrpura fue explotado como un taller para la fabricación lítica, tal vez de varios miles de piezas. Los artefactos incluyen hachas de mano achelenses, choppers y picos y núcleos Levallois del Paleolítico Medio. Las hachas de mano parecen el resultado de una estrategia de producción menos esforzada lo que puede indicar que constituyen elementos rechazados.
  • Jebel Katefeh 8 (JKF-8)
    • Cinco hachas de mano y un cuchillo muy erosionados, de cuarcita ferruginosa con excepción de un hacha de mano de riolita. El afloramiento más cercano conocido de riolita está a 30 km.
  • Dos artefactos aislados,  en la carretera de Al-Jouf / Hail (AHR-1) y en la Cuenca de Hufayr (HUF-1) lo que indica el transporte y utilización de artefactos a lo largo del paisaje.
Levante Mediterráneo. Donde se juntan los caminos y las especies