viernes, 24 de octubre de 2014

La monofilia de Paranthropus, apoyada por un estudio evolutivo del premaxilar

Maxilares de homínidos del Plio-Pleistoceno
¿Paranthropus es monofilético?
  1. Para Walker y colaboradores la presencia de rasgos comunes en ejemplares robustos de Sudáfrica y África del Este serían homoplasias y por tanto los australopitecinos robustos formarían dos clados, dos linajes separados:
    • La sucesión P. aethiopicus-P. boisei 
    • P. robustus 
  2. Para Skelton y McHenry, hay relación filogenética entre P.boisei y P. robustus, con exclusión de P. aethiopicus.
    • Esta teoría tiene pendiente explicar cómo el menos derivado (es decir, menos robusto P. robustus ha evolucionado a partir del más antiguo y derivado P. boisei.
  3. Estudios a favor de la monofilia:
    • Wood, 1988.
    • Corruccini, 1994.
    • Strait et al, 1997.
    • Strait y Grine, 2004.
    • Kimbel et al, 2004.
  4. Razones para reexaminar la monofilia de Paranthropus.
    • El descubrimiento de KNM-WT 17000 y otros especímenes, con rasgos en mosaico de  Australopithecus afarensis Paranthropus.
    • Los hallazgos se concentran en unas pocas regiones del cuerpo y puede que no reflejen las verdaderas relaciones evolucionarias.
    • La mayor parte de las características que relacionan a los parántropos entre sí, se relacionan con la masticación y son interdependientes. Podrían ser resultado de una homoplasia, un proceso de evolución convergente. Por ejemplo, la megadontia en una cara relativamente pequeña se da también en Australopithecus garhi.
  5. Se han realizado estudios para probar la monofilia de Paranthropus, sin resultados claros:
    • Wood, 1988.
    • Turner y Wood, 1993.
Los análisis filogenéticos requieren caracteres que evolucionen independientemente, pero no hay consenso en la determinación de estos caracteres, particularmente en una estructura morfológicamente compleja como el cráneo.

Dos modelos para la evolución homínida temprana. El árbol A, con un clado robusto, es más parsimonioso.


Brian A. Villmoare, Christopher Dunmore, Shaun KilpatrickNadja OerteltMichael J. Depew y Jennifer L. Fish creen que el premaxilar evolucionó de forma independiente y ponen a prueba esta hipótesis en una gran muestra de cráneos de primates.

Los autores han hallado evidencias que apoyan que el premaxilar evolucionó de forma independiente en el paladar. La convexidad de la clivus nasoalveolar y el contorno del alvéolo están integrados dentro del premaxilar. 
Al menos, tres transiciones contribuyeron a la morfología facial robusta: 
  • Un aumento en el tamaño de la dentición post-canina alojada en los maxilares y palatinos.
  • Modificación del premaxilar, generando un clivus cóncavo y un alvéolo del incisivo reducido.
  • Modificación del cigomático, que afectó a la raíz del cigomático y a la cara lateral anterior. 
Estos datos apoyan la monofilia de Paranthropus boisei y Paranthropus robustus, y proporcionan evidencia a favor de un clado Paranthropus.

El género Paranthropus