lunes, 22 de abril de 2013

Homínidos y hienas competían por la carroña.

coprolits_industria_litica
Hallazgo en Fuente Nueva-3 de una carcasa incompleta de elefante hembra rodeada de lascas de sílex y coprolitos.
María Patrocinio EspigaresBienvenido Martínez-NavarroPaul Palmqvist, Sergio Ros-Montoya,
Isidro Toro, Jordi Agustí y Robert Sala, han investigado los restos de una carcasa de elefante hembra (Mammuthus meridionalis) en Fuente Nueva-3 (Orce, Cuenca de Guadix-Baza, sureste de España) cuya extracción finalizó en 2003.
La carcasa apareció incompleta (le faltan las extremidades y el cráneo), rodeada de 17 lascas de sílex y 34 coprolitos de hiena gigante caricorta (Pachycrocuta brevirostris), lo que sugiere un comportamiento competitivo entre los homínidos y esta especie.
Los coprolitos aparecieron en los espacios que hubieran correspondido a las extremidades y los autores interpretan que los homínidos llegaros los primeros al cadáver, cortaron y se llevaron las patas y el cráneo, marchándose lo más rápido que pudieron. Después las hienas acabaron con el resto del cadáver.


La especie ñ