viernes, 18 de julio de 2014

El Salt: extinción neandertal en Heinrich 5, antes de la llegada del sapiens

Ubicación de El Salt
La evidencia de la ocupación neandertal en la Península Ibérica después de hace 42 ka, es muy escasa y abierta a debate por motivos cronológicos y tecnológicos.

Según David Santamaría Álvarez y Marco de la Rasilla Vives (2013), en la Península Ibérica nunca hubo contacto entre neandertales y modernos ya que aquellos ya se habían extinguido cuando estos llegaron. C. Mallol et al (2012) son de la misma opinión. 
  • M. Cortés Sánchez et al (2011) aceptan una datación de 28 ka como límite de la supervivencia de poblaciones neandertales en el sur de la Península Ibérica (Cueva Gorham, Zafarraya...).  Rachel E. Wood et al (2013) han publicado una nueva datación por el método del radiocarbono con protocolo de ultrafiltración, de los hallazgos de Cueva del Boquete de Zafarraya (Málaga) y Jarama VI (Sistema Central), dos de los últimos refugios neandertales. La nueva datación, de 45-50ka, de diferentes ejemplares, descarta la coincidencia con Homo sapiens en estos lugares.
  • Jesús F. Jordá Pardo et al (2013) han analizado y datado (con ultrafiltración) los depósitos arqueológicos de La Güelga (Asturias, España), Según sus conclusiones, neandertales y sapiens coexistieron en aquellos lugares hace 40 ka. Los investigadores han detectado niveles con materiales atribuidos al hombre anatómicamente moderno (con restos tecnológicos del Auriñaciense) entre estratos con materiales producidos por neandertales (con instrumentos del Musteriense y del Chatelperronense). Es decir, los humanos modernos ocuparon durante un tiempo la misma cavidad que, antes y después, fue habitada por grupos de neandertales.
Estratigrafía y dataciones de El Salt
Bertila GalvánCristo M. HernándezCarolina del MallolNorbert MercierAinara Sistiaga y Vicente Soler han datado el yacimiento del Paleolítifco Medio de El Salt, Alicante, España mediante termoluminiscencia (TL) y luminiscencia estimulada ópticamente (OSL).
La secuencia arqueológica muestra una transición desde una ocupación recurrente a una ocupación esporádica hasta el abandono del lugar.
Las nuevas dataciones colocan esta secuencia dentro de MIS 3, entre ca. 60-45 ka. Un cambio brusco en los sedimentos superiores de la secuencia sugiere un fuerte episodio de aridez coincidiendo con la última ocupación neandertal del sitio.
Estos resultados son coherentes con los datos cronométricos obtenidos recientemente en otros sitios de la Península Ibérica que apuntan a una posible degradación y desaparición de la población local Neanderthal durante el evento Heinrich 5.
Los autores consideran que los yacimientos ibéricos del PM con fechas <40 ka deben revisarse a la luz de estos datos.

Relaciones entre neandertales y sapiens: contacto e hibridación