jueves, 3 de julio de 2014

Se descarta que los homínidos de la Sima de los Huesos sean el resultado de la acumulación por carnívoros

Estratigrafía de la Sima de los Huesos
Nohemi SalaJuan Luis ArsuagaIgnacio Martínez y Ana Gracia-Téllez han analizado las marcas de carnívoros en los restos recuperados en la Sima de los Huesos de Atapuerca. Para ello, ha sido necesaria una investigación de varios años para averiguar qué comportamiento caracteriza a cada especie de carnívoro en cuanto al transporte y acumulación de sus presas y qué tipo de marcas quedan en los huesos cuando son consumidos por diferentes especies. Una vez estudiado este comportamiento en carnívoros actuales, los autores han comparado las correspondientes marcas con las observadas en los fósiles de la Sima de los Huesos, cuantificando y midiendo las marcas encontradas. También han tenido en cuenta los datos de otros yacimientos interpretados como madrigueras o cubiles de carnívoros.

Según los resultados, las marcas de carnívoros aparecen con muy poca frecuencia en los restos de la Sima de los Huesos. Estas marcas corresponden muy probablemente con la actividad de los osos y no con la de los leones, como se pensaba previamente. Para los autores, fueron producidas por osos que cayeron en el yacimiento y que carroñearon con los cuerpos que estaban allí previamente acumulados.

Sima de los Huesos