martes, 29 de julio de 2014

Dos falanges de Ouranopithecus confirman un comportamiento terrestre

RPl 86. Falange proximal de Ouranopithecus macedoniensis.
Según Daniel DeMiguel, David M. Alba y Salvador Moyà-Solà (2014) en contraste con la condición esclerocárpica (cáscaras duras) vigente al inicio de la radiación de los hominoideos de Eurasia, en el Mioceno Tardío la dieta de frutas blandas coexistió con la de alimentos duros. A pesar de una tendencia climática hacia el enfriamiento y el aumento de la estacionalidad, se produjo una progresiva diversificación de la dieta que no incluyó la alimentación estricta con hojas. Cuando se produjeron cambios paleoambientales más drásticos, estas hiperespecializaciones dietéticas fueron el principal factor de la extinción de los hominoideos, cuyos hábitats preferidos se restringieron y fragmentaron. En contraste, Ouranopithecus macedoniensis sobrevivió más tiempo en los paisajes más abiertos y áridos de Europa del Este, mostrando un nicho trófico más terrestre basado en alimentos duros, mientras que Oreopithecus bambolii, con una dieta frugívora versátil, persistió incluso más tiempo en el Apenino Tosco-Sardo, hasta que su ecosistema insular quedó conectado con el continente.

El género Ouranopithecus, de Bonis and Melentis, 1977, es un hominoideo de tribu incertae sedis.

RPl 87. Falange intermedia de Ouranopithecus macedoniensis.

Louis de Bonis y George D. Koufos describen una falange proximal (RPl 86) y otra intermedia (RPl 87) bien conservadas de Ouranopithecus macedoniensis, halladas en Ravin de la Pluie, Macedonia (Grecia). Se trata de los primeros restos poscraneales descritos de esta especie. Los autores compararon estos huesos con los de los monos con comportamiento posicional conocido para evaluar la señal funcional de estos especímenes. 
  • La falange proximal, ya sea de la mano o del pie, es similar a la de los primates cuadrúpedos terrestres y a la de Homo
  • La falange intermedia coincide estrechamente con las falanges de los primates cuadrúpedos terrestres. 
Ello confirma el comportamiento terrestre de Ouranopithecus, inducido a partir de estudios dentales anteriores.

Hominoideos del Mioceno Superior