lunes, 29 de junio de 2015

Las vértebras de Lucy



Comparación de AL 288-1am con las vértebras de otros Homininae.
El espécimen de Australopithecus afarensis AL 288-1 (Lucy)  fue hallado por Donald Johanson y Tom Gray en 1974. Datado en 3,2 Ma. Lucy fué una hembra adulta de 25 años. Se encontró el 40% de su esqueleto. La pelvis, el fémur y la tibia demuestran que era bípeda. Medía 1'07 cm de altura y pesaba 28 kg.

Se asignaron a Lucy nueve vértebras. AL 288-1am fue identificada por Johanson et al. (1982) como una vértebra torácica de posición superior, probablemente en el intervalo T1-T4. Cook et al (1983) la clasificaron como T3 o T4.
AL 288-1am, ha sido reevaluada por Marc R. MeyerScott A. WilliamsMichael P. Smith y Gary J. Sawyer. Cuando se compara con las otras vértebras, AL 288-1am cae muy por debajo del tamaño esperado. Además, presenta caracteres no métricos ausentes en los homínidos, pero comunes en papiones de cuerpo grande. Los análisis cuantitativos sitúan esta vértebra dentro del género Theropithecus (probablemente T. darti), que hoy está únicamente representado por el babuino gelada pero que abunda en el depósito de Hadar, donde se descubrió a Lucy. 

En cuanto al resto de las vértebras, los autores ha efectuado nuevas asignaciones de posición resultando una serie continua de vértebras torácicas, desde T6 a T11.
  • Los autores coinciden con Cook et al (1983) en la asignación de AL 288-1ae, -1af, y -1ag a T6, T7 y T8, respectivamente.
  • A pesar de las similitudes en tamaño y forma, Cook et al (1983) no encontraron una articulación entre -1ag y la -1ad, lo que sugiere que entre estas dos vértebras falta una tercera y consideraron que T9 estaba ausente y -1ad se atribuyó a T10, la antepenúltima véertebra torácica. Johanson et al (1982), sin embargo, observaron que estas dos vértebras articulan "razonablemente bien". Los autores agribuyen también -1ad al nivel T9, en base a la morfología y la posición de las facetas articulares costales y apófisis transversa.
  • Johanson et al. (1982) y Cook et al (1983) asignaron -1ac  a la posición T11. Sin embargo, en esta vértebra se puede observar la morfología típica de T10 y además articula claramente con -1ad suprayacente. 
  • Los autores asignan -1ai a T11. AL 288-1ai conserva sólo el arco neural derecho (sin apófisis espinosa), pero para Johanson et al (1982) y Cook et al (1983), la atribución de -1ai al nivel T12 fue determinada por la morfología de transición de sus facetas articulares. Sin embargo, investigaciones recientes han demostrado que los primeros hominini diferían de la configuración humana moderna en que la vértebra transicional se encuentraba en el penúltimo nivel torácico en lugar del último (Haeusler et al, 2002Haeusler et al., 2011 y Williams et al, 2013). Cabe señalar que la morfología de la apófisis transversa de -1ai coincide con la de la T11 de A. sediba.
  • -1aa  fue asignada por Cook et al (1983) a L2. Los autores encuentran evidencia para reasignarla a L3 (Lovejoy, 2005), debido a la morfología del centrum y las proporciones y la geometría de las facetas articulares.
  • AL 288-1ab es un proceso espinoso lumbar aislado Cook et al (1983) lo atribuyó a L3-L4. Los autores sugieren que corresponde mejor con L2, dada su longitud relativa, robustez, y forma general.
Australopithecus afarensis

Las vértebras de Lucy.