miércoles, 19 de marzo de 2014

El paleoclima del Último Máximo Glacial en la Península Ibérica

S. Bañuls-Cardona, J.M. López-García, H.-A. Blain, I. Lozano-Fernández y G. Cuenca-Bescós han estudiado el paleoambiente y paleoclima del final del Último Máximo Glacial (UMG), en la Península Ibérica 
a partir de las asociaciones de pequeños mamíferos (insectívoros, murciélagos y roedores) de la Cueva del Mirón (Ramales de la Victoria, Cantabria), Valdavara-1 (Becerreá, Lugo), El Portalón (Sierra de Atapuerca, Burgos) y Sala de las Chimeneas (Valtravieso, Cáceres).
El UMG se caracteriza por la máxima extensión de las capas de hielo entre ca. 22 y 19 ka BP. En la región del Mediterráneo, las condiciones de humedad permitieron la supervivencia de vegetación arbórea. El clima era más frío que hoy en los yacimientos estudiados, pero no tan riguroso como en otros lugares de Europa.