jueves, 4 de septiembre de 2014

Los cráneos de la Sima de los Huesos y su filogenia

Conocido como Cráneo 17, este fósil encontrar desde de España Sima de los Huesos representa uno de los cráneos más completos de un homínido primitivo que se ha encontrado, y es sólo uno de los hallazgos más emblemáticos de la web.  Crédito de la imagen: Javier Trueba / Madrid Scientific Films
Sima de los Huesos. Cráneo 17. Crédito de la foto: Javier Trueba / Madrid Scientific Films.
En la Sima de los Huesos (Atapuerca, Ibeas de Juarros, Burgos, España) se hallaron más de 6.500 fósiles (80% de los conocidos del Pleistoceno Medio en todo el mundo) de unos 28 individuos: un niño, doce adolescentes, diez jóvenes, y diez adultos de más de 25 años de los que solo tres superarían los 35. Ninguno superaría los 45. Sexos equitativamente representados, con una diferencia de tamaño de un 10%. Los primeros, descubiertos en 1976, por el equipo de Trino Torres. Lee J. Arnold et al (2014) han obtenido una datación mínima de 427 ± 12 ka.

Sima de los Huesos. Cráneo 15. Crédito de la foto: Javier Trueba / Madrid Scientific Films.
Para Emiliano Aguirre (2008) estos individuos se hallaban juntos en el interior de una cueva cuya entrada se cerró accidentalmente. Los restos fueron arrastrados por el fango y se deslizaron hasta la boca de la sima. Por el camino, algunos carnívoros penetraron por alguna rendija y dejaron sus huellas en los huesos. Esto explicaría también la ausencia de niños pequeños, cuyos restos habrían sido totalmente engullidos por los carroñeros. Los individuos, en general, estaban sanos aunque habían pasado por algunas crisis alimentarias; eran propensos a las afecciones artrósicas y a algo parecido a la osteoporosis; no hay rastro de accidente o enfermedad causante de la muerte. Otra interpretación más moderna identifica la Sima de los Huesos como un cementerio. Arsuaga, cree que aquellos homínidos fueron arrojados deliberadamente. La existencia de individuos de cierta edad y con importantes patologías nos indica que fueron objeto de cuidado.

Sima de los Huesos. Cráneo 9. Crédito de la foto: Javier Trueba / Madrid Scientific Films.
El ADN-mt de la Sima de los Huesos relaciona este grupo con el de Denisova, que se separó del linaje neandertal y habitó en la mayor parte de Asia (Matthias Meyer et al 2013). De entre las interpretaciones posibles, Hublin (2014) destaca que los homínidos de la Sima de los Huesos podrían estar relacionados con los ancestros comunes a neandertales y denisovanos. El rastro del ancestro común podría haber sobrevivido en los homínidos de Denisova, perdiéndose en cambio en los neandertales debido a sucesivos cuellos de botella genéticos.

J. L. ArsuagaI. MartínezL. J. ArnoldA. AranburuA. Gracia-TéllezW. D. SharpR. M. QuamC. FalguèresA. Pantoja-PérezJ. BischoffE. Poza-ReyJ. M. ParésJ. M. CarreteroM. DemuroC. LorenzoN. SalaM. Martinón-TorresN. GarcíaA. Alcázar de VelascoG. Cuenca-Bescós,
A. Gómez-OlivenciaD. MorenoA. PablosC.-C. ShenL. RodríguezA. I. OrtegaR. GarcíaA. BonmatíJ. M. Bermúdez de Castro y E. Carbonell han analizado los 17 cráneos hallados, siete de ellos por vez primera y seis de forma más completa gracias a la recuperación de nuevos fragmentos.
  • Los 17 cráneos son muy similares entre sí y distinguibles de los de otras poblaciones europeas de datación similar, lo que indica que estas poblaciones pertenecían a diferentes demos.
  • El patrón morfológico es consistente con características neandertales derivadas en la cara anterior y la bóveda, muchas de las cuales están relacionadas con el aparato masticatorio incluyendo su uso como tercera mano, con gran desgaste de los incisivos.
    • Los autores sitúan esta población en las raíces de la evolución neandertal, sugieriendo que la modificación facial fue el primer paso, dentro de un patrón de mosaico, con diferentes módulos anatómicos y funcionales evolucionando a un ritmo diferente.
      • Están presentes características de los neandertales clásicos, como la forma triangular de la cara y los arcos superciliares, prognatismo, mandíbulas inferiores robustas, patrones de las cúspides dentales y dientes pequeños en la parte posterior de la mandíbula, pero no se hallan otras como el moño occipital o el desarrollo cerebral. Estas características son menos frecuentes en otros yacimientos de la misma datación.
    • Taxonómicamente, no es posible clasificar esta población dentro de heidelbergenesis, pero tampoco en neanderthalensis.
  • Estas observaciones confirman el Modelo de Acumulación (Accretion Model) propuesto por Hublin, que distingue varias etapas o saltos en la evolución neandertal (Dean et al, 1998). En este modelo, los restos de la Sima de los Huesos se incluyen dentro de los preneandertales, junto con Reilingen, Steinheim y Swanscombe. Tattersall (2011), considera que los restos de la Sima de los Huesos son de filiación desconocida, al igual que los de Steinheim y Reilingen.
    • Las poblaciones del Pleistoceno Europeo se repartían por una vasta zona evolucionando de forma aislada en respuesta a los cambios ambientales e hibridando ocasionalmente.
    • La divergencia morfológica entre sapiens y neanderthalensis en un corto período de tiempo es notable. El aislamiento y la deriva genética probablemente jugaron un papel clave en la evolución de los europeos arcaicos. Hace 650 ka una glaciación redujo dramáticamente su dominio habitable. Desde este momento, las condiciones climáticas extremas prevalecieron aproximadamente cada 100 ka.

Gráfico que muestra donde Sima de homínidos se encuentra dentro del linaje de la evolución humana durante el Pleistoceno medio.
Posición taxonómica de los hallazgos de la Sima de los Huesos. Juan Velasco y Maggie Smith.

Cráneo número 5 (Miguelón) hallado en la Sima de los Huesos