martes, 23 de septiembre de 2014

Estudio de Willendorf II confirma que neandertales y sapiens fueron contemporáneos en Europa.

Datación de varios yacimientos paleolíticos. Katerina Douka et a (2013).
La entrada en Europa de los primeros Homo sapiens procedentes de Asia Central, es decir la segunda oleada de población humana hacia Europa, se produce hace unos 45 ka. Según las evidencias genéticas, la piel clara surge hace 28-22 ka en la población ancestral de los europeos y los asiáticos meridionales actuales (Chandana Basu Mallick et al, 2013)

Trinkaus et al (2003, 2006) y Rougier et al (2007) dan una fecha de 40 ka para los primeros sapiens en el sureste de Europa. No llegaron al oeste de Europa hasta hace 37 ka (Dujardin, 2003; Henry Gambier et al, 2004; Wild et al, 2005). Alcanzaron el Atlántico hace 35 ka (Walker et al, 2008).

Según Jean-Jacques Hublin (2013), se ha especulado con una llegada temprana conectada con los espectaculares cambios ambientales en MIS 3. El Protoauriñaciense se ha encontrado en la estratigrafía bajo las tefras Campanian Ignimbrite en Italia (Giaccio, 2005; Lowe et al 2012). Müller et al (2011), sostienen que la primera llegada del HAM pudo haber ocurrido bajo las condiciones suaves de GIS 14-13, momento que coincide con la aparición del Bohuniciense. Más tarde, el evento H 5 representó un importante deterioro climático hace ca. 48 ka y probablemente creó un vacío demográfico en grandes áreas que facilitaría la posterior expansión del HAM por los refugios del sur de Europa durante GIS 12, ca. 47 ka calibrado. El evento H 4 pudo haber retrasado la expansión del HAM solo en algunas áreas de Europa Occidental. La llegada del HAM a Europa antes de los albores del Auriñaciense y un modelo escalonado para la colonización de algunas partes del continente tiene implicaciones importantes en cuanto a la evolución biológica y cultural en la zona y en las posibles interacciones con los neandertales. Explicaría no solo el Chatelperroniense, sino también los cambios culturales observados en el Musteriense de Tradición Achelense en el que aparecen pigmentos. La influencia habría llegado a los neandertales de forma directa por asentamientos a corta distancia y por difusión dentro de los grupos neandertales desde las zonas de contacto iniciales. La persistencia de rasgos arcaicos en los primeros HAM europeos se ha interpretado como señal de flujo de genes con la población neandertal (Zilhao, 2006). Por otra parte, estos rasgos arcaicos se pueden observar en fósiles de HAM del Magreb y de otros lugares. Los europeos actuales muestran un bajo grado de introgresión neandertal. Por ello, de existir aquel intercambio genético, aquellas poblaciones tuvieron que ser sustituidas por otros grupos sin hibridación.

Se considera que la tecnología auriñaciense fue creada y utilizada por el HAM. Kozarnika (capa VII) se dató entre 43,4-41,3 ka cal BP. Más al oeste, la aparición más antigua del Protoauriñaciense se ha identificado en Riparo Mochi e Isturitz c. 42 ka cal BP (Szmidt et al, 2010; Douka et al, 2012).

Comparación de la cronoestratigrafía de Willendorf II (AH 3) y las dataciones de los últimos neandertales datados directamente.
Philip R. Nigst, Paul HaesaertsFreddy DamblonChrista Frank-FellnerCarolina MallolBence ViolaMichael GötzingerLaura NivenGerhard Trnka y Jean-Jacques Hublin comunican los resultados del trabajo paleoambiental y arqueológico llevado a cabo en Willendorf II (Austria).

Según sus conclusiones, los HAM con tecnología auriñaciense ocuparon Europa Central hace unos 43500 años en un ambiente de estepa con temperaturas medias-frías con algunos árboles boreales a lo largo de los valles.
  • El horizonte arqueológico 3 (AH 3) se compone de restos de fauna y artefactos líticos del Auriñaciense Tempranano, al igual que los recuperados en las excavaciones entre 1908-1955. Se atribuye a la aparición del interstadial 11, alrededor de 43500 cal BP, y por lo tanto es más antiguo que cualquier otro conjunto Auriñaciense. 
    • Las nuevas excavaciones (2006-2011) produjeron 32 artefactos líticos y 23 restos faunísticos, la mayoría de ellos, quemados, sin estar clara la participación humana.
    • Los  artefactos líticos muestran los bordes vivos, sin daño postdeposicional. Cinco de ellos fueron expuestos al calor. La mayoría son lascas.
Este descubrimiento representa la aparición más antigua bien documentada de los humanos de comportamiento moderno en Europa y demuestra la contemporaneidad con los neandertales.

Llegada a Europa del Homo sapiens