jueves, 20 de junio de 2013

Dieta de los homínidos tempranos.



Relación entre los valores de carbono-13 y las áreas dentales.
Los chimpancés son omnívoros oportunistas, se alimentan en una proporción muy alta (94%) de hojas y frutos, pero no desprecian la carroña ni pierden oportunidades de cazar animales pequeños incluidos monos. Esa condición pudo ser la de todos los homínidos. Pero dando por sentada la premisa general, se tiende a considerar que la tendencia hacia uno u otro tipo de alimentación supone un camino adaptativo diferente para algunos homínidos en particular.

Partiendo de una dieta de hojas y frutos, los homínidos expandieron su menú hace 3,5 millones de años con  pastos tropicales y juncias (Wynn, Cerling y Sponheimer, 2013).

Las proporciones de carbono-13 con respecto al  común (carbono-12) revelan si se consumió C3, C4 y CAM. Los animales que comen plantas C4 y CAM enriquecen las cantidades de carbono-13.
  • Plantas C3 incluyen árboles, arbustos y matorrales, y sus hojas y frutos, la mayoría de verduras, hierbas de estación fría y granos como alfalfa, trigo, avena, cebada y arroz, soja, hierbas y maleza no verde.
  • Las plantas C4 son pastos de estación cálida o tropicales y juncias y sus semillas, hojas u órganos de almacenamiento como raíces y tubérculos. Las plantas C4 son comunes en las sabanas y los desiertos africanos. Gramíneas C4 incluyen el sorgo. El maíz y el mijo son granos C4.
  • Las plantas CAM son las suculentas tropicales como el cactus, y el agave.
Según investigaciones anteriores, hace 4,4 Ma los homínidos se alimentaban preferentemente de hojas C3 y frutas.
Hace 4,2-4 Ma, el 90% de la dieta de Australopithecus anamensis era igualmente de hojas y frutas.
Hace 3,4 Ma se produce un cambio transcendental en la dieta.
  • Australopithecus afarensis se alimentaba de grandes cantidades de pastos C4 y juncias: un 22% en promedio, pero con una gran variedad entre los individuos. También consumía algunas plantas suculentas. No sabemos las razones de esta ampliación de la dieta, ya que el paisaje no habia cambiado.
  • Kenyanthropus platyops disfrutaba de una dieta muy variada de árboles y arbustos C3 (60%) y pastos y juncias C4 (40%) con una variación muy grande entre los individuos.
Entre 2,8-2,1 Ma Australopithecus africanus y Paranthropus robustus comieron alimentos de árboles y arbustos, pero también hierbas y juncias, también con gran variación entre los individuos. Un fósil de Australopithecus africanus de Sterkfontein, Sudáfrica, datado en 2,8 Ma, contiene varias lesiones de brucelosis a lo largo de su columna vertebral, que seguramente fue producida por el consumo de carne contaminada.
Datadas en unos 2,6 Ma, aparecen marcas de corte en huesos de animales en Bouri (Etiopía) asociados a Australopithecus garhi.

Entre 2-1,7 Ma 
  • La dieta de los primeros Homo consistía un 35% en hierba y juncias, en parte procedente de la carne de herbívoros.
  • La dieta de Paranthropus boisei era de hierba en un 75%, mucho menos variada que la de Homo.
    • Las dietas de P. boisei, P. aethiopicus P. robustus eran diferentes.
Hace 1,4 Ma, en Turkana, Homo había aumentado la proporción de los alimentos a base de hierba al 55% por ciento.
Hace 10 ka la dieta de los Homo sapiens de Turkana estaba dividida entre árboles y arbustos C3 y plantas C4 y probablemente carne, en proporciones casi idénticas a las que aparecen en los modernos norteamericanos.

Los seres humanos: los únicos primates que sobreviven con una dieta de hierbas C4, mientras que Theropithecus (los babuinos) representan el único género de primate que consume principalmente pastos C3.

Tobias y Vrba sostienen la hipótesis de que un cambio vegetacional en África lleva a la división de los homínidos en dos clados:
    1. Los Paranthropus, especializados en una alimentación basada en materiales vegetales duros.
    2. Los Homo, con un incremento notable de la dieta carnívora. Así dieta carnívora se asocia con sabanas abiertas y construcción y uso de instrumentos líticos.
Peter Ungar y Matt Sponheimer (2011) piensan que la dieta de los homínidos era variada y que los entornos locales fueron mucho más importantes en la determinación de la dieta que la anatomía de la especie.

En Kanjera Sur (Kenia) se ha documentado la evidencia más temprana de forrajeo carnívoro con carroñeo de ungulados de mediano tamaño, sobre todo de cabezas, y caza de animales de pequeño tamaño, con una datación de 2 Ma. (Joseph V. Ferraro et al, 2013)

En los humanos, el destete se produce antes que en los grandes simios. Elia Psouni et al (2012) han encontrado una relación en los mamíferos entre el consumo de carne y el destete precoz.

Enlaces:

Te puede interesar: