domingo, 30 de junio de 2013

Confirmación de la hipótesis de la complejidad social

La hipótesis de la complejidad social (o comunicación) sugiere que los tipos de información que pueden ser adquiridos y procesados pueden limitar el tamaño y/o complejidad de los grupos sociales que una especie puede mantener.

T. Dávid-Barrett y R. I. M. Dunbar han utilizado un modelo basado en agentes para probar que grupos más grandes sólo pueden lograrse a costa de tipos más sofisticados de procesamiento de la información que son desventajosos cuando el tamaño óptimo del grupo es pequeño. Estos resultados apoyan de forma simultánea tanto el cerebro social como las hipótesis de la complejidad social.

Ampliación del espacio cognitivo en el eje sociocultural