viernes, 14 de junio de 2013

El marfil y no la carne pudo ser el objetivo de los antiguos cazadores siberianos de mamuts

La imagen a tamano completo (85 K)
Yana. Huesos de mamut con agujeros producidos por armas.

Pavel Nikolskiy Vladimir Pitulko han estudiado los restos de mamut hallados en el yacimiento siberiano de Yana (29-27 ka).
Hay evidencias de caza, consumo de carne fresca y selección de la presa en función del tamaño. La moderada acumulación de restos si tenemos en cuenta el tiempo, indica una caza no intensiva y sostenible, que pudo tener origen más bien en la obtención de materias primas para herramientas (marfil) que en la alimentación.