jueves, 6 de junio de 2013

Los neandertales también sufrían cáncer

Figura 1 Krapina 120.71 en una vista caudal (a).
K120,71. Fragmento de costilla neandertal con displasia fibrosa, procedente de Kaprina. 
Janet Monge, Morrie Kricun, Jakov Radovčić, Davorka Radovčić, Alan Mann y David W. Frayer describen una displasia fibrosa en un fragmento de costilla izquierda neandertal hallado en Kaprina, Croacia (K120,71), datado en más de 120 ka.

Las causas de esta enfermedad son desconocidas y por ello este hallazgo, al proporcionar evidencias de que el mal está relacionado con una vía molecular antigua, puede ser importante para esclarecerlas.