jueves, 20 de noviembre de 2014

Nuevo estudio de la nariz neandertal confirma una historia evolutiva independiente

La cara de los neandertales tiene prognatismo medio-facial, es decir, está proyectada hacia delante. Las órbitas oculares eran grandes y redondas. Al tener la cavidad nasal más adelantada los huesos nasales se disponen casi horizontalmente. En los neandertales la placa ósea de debajo de las órbitas se dispone diagonalmente (en el hombre moderno la placa infraorbitaria tiene una orientación coronal), con lo que la cara de los neandertales presenta una apariencia apuntada en forma de cuña, que le da un aspecto "aerodinámico". También tienen una abertura nasal muy ancha, y la cavidad interna también es muy grande, por ese motivo se piensa que sus narices serían planas y anchas. Se ha planteado la hipótesis que los neandertales tenían cavidades nasales anchas para calentar y humedecer, durante la respiración, el aire frío y seco que habría en épocas glaciares en Europa. Sin embargo, en poblaciones actuales, no existe ninguna relación entre el tamaño de la abertura y cavidad nasal y el clima. Parece más probable que los neandertales necesitaban tener un gran tamaño de nariz por la necesidad de oxigenar su cuerpo tan robusto. Las grandes fosas nasales podían proporcionarles un fuerte vozarrón.
Schwartz y Tattersall (1996) consideron algunos rasgos en la región interna de la nariz de los neandertales como autapomorfias y por tanto están a favor de la separación de especies.

Samuel Márquez, Anthony S. Pagano, Eric Delson, William Lawson y Jeffrey T. Laitman han efectuado un análisis cuantitativo y cualitativo del conjunto nasal de los neandertales y de otros fósiles del Pleistoceno de Europa y África, así como de una muestra geográficamente diversa de cráneos humanos modernos para establecer una línea de base anatómica de las poblaciones que habitan en climas fríos y tropicales.

Según los resultados, los neandertales y otras poblaciones humanas del último Pleistoceno poseían conjuntos nasales que se alinean con los de los humanos modernos de latitudes tropicales, si bien la nariz de los neandertales es el resultado de una historia evolutiva independiente y una morfología craneal distinta, lo que da como resultado un mosaico de características que no se hallan en ninguna población de Homo sapiens. El prognatismo mediofacial es muy diferente a las características mediofaciales del HAM. No es apropiada por lo tanto la equiparación de la morfología neandertal con la de los humanos modernos de climas fríos.

Comunicado del SUNY Downstate Medical Center

Diferencias y semejanzas entre neandertales y sapiens modernos